Banner

Para difundir las enseñanzas de Emanuel Swedenborg en el mundo hispanohablante.

¿Tienes tú preguntas, comentarios o criticas? Escríbenos en esta dirección, info@swedenborg.es

¡Las ideas religiosas fundamentales de Emanuel Swedenborg ya disponibles en español!

 Lee el libro más famoso de Swedenborg, "El Cielo y el Infierno". Léelo en línea o descarga una copia.

Swedenborgel mundo hispanohablante

"Un día se me apareció un magnífico templo, de forma cuadrada, el techo del cual era en forma de corona, arqueado por arriba y levantado todo alrededor; sus muros tenían una serie de ventanas con cristales; sus puertas eran de una sustancia como perla. En el interior, hacia el sur, inclinada al occidente, estaba un púlpito, en cuyo lado derecho estaba abierta la Palabra circundada de un esplendor de luz, que iluminaba todo el púlpito. En el centro del templo había un santuario, delante del cual había un velo, en aquel tiempo levantado, y en él un querubín de oro, de pie, con una espada en la mano, que se revolvía a derecha e izquierda.

Después, cuando me acerqué, vi esta inscripción sobre la puerta: "NUNC LICET". (Ahora se permite), lo que significa que ahora es permitido entrar, esto es, "entender" los misterios de la fe.

Después de esto vi sobre mi cabeza algo como un infante, que tenía en su mano un papel. Cuando se acercó a mí, creció su estatura como de un hombre de tamaño mediano. Era un ángel del tercer cielo, en donde todos a distancia parecen infantes. Cundo llegó hasta mí, me entregó el papel: pero como la escritura estaba en letras redondas, tal como se estilan en aquel cielo, le devolví el papel, y le pedí me explicara el significado de las palabras en él escritas, en términos adaptados a las ideas a mi pensamiento.

Replicó: "Esto es lo que está escrito aquí. 'Entra de aquí en adelante en los misterios de la Palabra, que ha estado cerrada hasta hoy, porque las verdades particulares que contiene son otros tantos espejos del Señor'…".

 

Emanuel Swedenborg ~ "La Verdadera Religión Cristiana". número 508, párrafos 1,3 & 6.

Emanuel Swedenborg

Más alto que los otros, caminaba

Aquel hombre lejano entre los hombres;

Apenas si llamaba por sus nombres

Secretos a los ángeles. Miraba

Lo que no ven los otros terrenales:

La ardiente geometría, el cristalino

Laberinto de Dios y el remolino

Sórdido de los goces infernales.

Sabía que la Gloria y el Averno

En tu alma están, y sus mitologías;

Sabía, como el griego, que los días

Del tiempo son espejos del Eterno.

En árido latín fue registrando

Últimas cosas sin por qué ni cuándo.

 

Jorge Luis Borges

Buenos Aires, abril de 1972

 

Las Escrituras de Swedenborg

nunc licit

Haz Clic aquí para leer y descargar