LAS PROFUNDIDADES ESCONDIDAS EN LA BIBLIA

La Biblia es el libro más leído del mundo; recibe su inspiración de Dios Mismo y es Suyo. Es razonable creer que el Señor nos daría un relato escrito de las cosas que Él quiere que sepamos.

Las Escrituras revelan un sentido nuevo en la Biblia. La Biblia no es solamente un relato de los enlaces del Señor con la nación israelita y una anotación histórica de Su vida en la tierra; dentro de todas estas historias hay un sentido espiritual y ahora se puede conocer.

La historia de la creación en el Génesis es confusa si la aceptamos literalmente; hay luz en el primer día, vegetación en el tercero y entonces el sol es creado en el cuarto día. El sentido espiritual de todo esto nos está describiendo como renacemos—es decir, como el Señor crea amores nuevos y celestiales en nuestro corazón.

Sansón fue un hombre poderoso, sin embargo, también un hombre voluntarioso y moralmente débil. La historia de él, nos dicen las Escrituras, trata en realidad de algunas de nuestras propias debilidades, y de la fuerza que nos da el Señor durante nuestra lucha para hacer lo bueno.

Es muy difícil creer ciertas enseñanzas en la Biblia si las aceptamos sólo literalmente, pero estas mismas enseñanzas se comprenden claramente por medio del sentido espiritual.
por ejemplo:

¿Por qué dirían los Salmos, “Feliz será el que agarre y de veras estrelle a tus hijos contra el peñasco”? (Salmos 137:9). El sentido espiritual reconcilia esto con la misericordia del Señor, explicando que aquí se habla del nacimiento de estados malos dentro de nosotros; es preciso destrozar estos nacimientos.

El Señor dijo a la mujer de Samaría, “El agua que Yo le doy brotará como un manantial dentro de él para darle vida eterna” (Juan 4:14). El sentido espiritual explica que Él habló del manantial de la verdad viva que el Señor puede crear dentro de nosotros.
Del sentido espiritual aprendemos que el cuerpo de Jesús representa Su amor infinito y que Su sangre representa Su sabiduría y Su verdad. Cuando tomamos la Santa Comunión, le estamos pidiendo que nos dé Su amor y Su verdad—las dos cosas que, sin duda alguna, nos aportarán la felicidad. Ahora podemos comprender lo que Él quería decir cuando dijo “Si ustedes no comen el cuerpo del Hijo del Hombre y no beben Su sangre, no tienen vida dentro de ustedes.” (Juan 6:53)

¿Enseña Swedenborg que los detalles y las historias de la Biblia son verdaderos, palabra por palabra?

Sí, con una excepción. Los once primeros capítulos del Génesis son cuentos simbólicos. Es claro que no se deben interpretar literalmente las historias de la creación, de la inundación y de la torre de Babel.

Las otras historias de la Biblia son verdaderas, palabra por palabra. Sin embargo, dentro de cada historia, el Señor ha tejido un bello mensaje de Su amor y de Su sabiduría, y nosotros llamamos a esto el sentido interno de la Palabra del Señor. Una larga porción de las Escrituras trata de este sujeto, y nos ayuda a leer la Biblia y a descubrir nuevos sentidos en cada línea.

MÁS TROZOS DE LAS ESCRITURAS

“Porque la Palabra pertenece al Señor y está derivada de Él, no puede existir de ninguna manera si no contiene dentro de sí cosas que pertenecen al cielo, a la iglesia y a la fe. Si no fuera así, no podría llamarse la Palabra del Señor y no se diría tampoco que tiene vida dentro de sí.” —Arcana Coelestia (Arcanos Celestiales), número 2.

“En todas partes de la Palabra hay cosas internas que no aparecen nunca en las cosas externas, a excepción de muy pocas que el Señor reveló y explicó a los Apóstoles.” —Arcana Coelestia (Arcanos Celestiales), número 1.

Dios dio la Palabra

“Jehová Mismo, el Dios del cielo y de la tierra, pronunció la Palabra por medio de Moisés y los profetas, y por eso debe de ser la verdad Divina en sí. El Señor, que es Jehová, pronunció la Palabra que está en el Evangelio, mucha de ella con Su propia voz, y el resto por medio del espíritu de Su voz, que es el Espíritu Santo. Es por esto, como dice Él Mismo, que hay luz en Sus palabras, que Él es la luz que ilumina, y que Él es la Verdad.” —The Doctrine of the Sacred Scripture (La Doctrina de la Escritura Santa), número 2


Category: Preguntas

← Temas